El ojo que ves no es ojo porque tĂș lo veas; es ojo porque te ve.

Antonio Machado